Entrenamiento Funcional

El Entrenamiento funcional funciona como funciona el cuerpo. Imita los movimientos de la vida real, el deporte que se practique o la actividad que se desarrolle. Se utiliza también en la rehabilitación de lesiones y se logran resultados mucho más rápidos que con otros métodos.El objetivo del Entrenamiento Funcional es transformar el cuerpo en una "herramienta" de trabajo útil e inteligente, maximizando todas las capacidades físicas realizar con eficacia y seguridad, toda y cualquier actividad, siempre integrando y nunca aislando, o sea, todo el cuerpo se envuelve en la ejecución del ejercicio; se entrena movimientos, siempre con la intervención varios músculos para su realización. Mejora el rendimiento con menor tiempo de entrenamiento y en forma más divertida.

Además de incrementar el estado físico se logra un menor riesgo de lesiones ya que se trabaja con el fortalecimiento de las zonas de riesgo. El Entrenamiento Funcional es para toda la población y para todas las edades, porque el entrenamiento se enfoca sobre el nivel y las posibilidades de aquel que lo practica.

El Entrenamiento Funcional mejora la fuerza, la velocidad, la potencia, la movilidad, estabilidad, coordinación, equilibrio, prevención de lesiones, pérdida de peso, tonificación, volumen y postura.

El entrenamiento funcional debe integrar todos los aspectos del movimiento humano, debido a que se basa sobre todo en el trabajo de la  fuerza funcional, la cual es la fuerza que involucra a todo el cuerpo y no a un grupo aislado de músculos. Se trata de la fuerza que se utiliza en los deportes y también en la vida cotidiana.