Spinning

Spinning da volumen y fortalece los músculos de glúteos, muslos, pantorrillas, abdomen, caderas y brazos. Mejora tu sistema cardiovascular. Te ayuda a adelgazar. En una sesión de una hora quemas de 500 a 700 calorías y aceleras tu metabolismo. El spinning es un ejercicio aeróbico y de piernas principalmente, donde el monitor o profesor puede mediante el cambio de la frecuencia de pedaleo y de la resistencia al movimiento, realizar todo tipo de intensidades. Es una gimnasia muy adaptable al nivel del alumno, pudiendo ser tan sencillas como un paseo tranquilo o agotador hasta para un ciclista profesional.

Beneficios del Spinning : el spinning tiene una gran ventaja y su especificidad hacia el nivel del usuario. Una clase de spinning puede variar desde una media hora de pedaleo suave sentado y con una resistencia muy baja a una sesión de fuertes cambios de ritmo y alternando de pie y sentado. Esto hace que pueda ser practicado por la mayoría de las personas indistintamente de su nivel de preparación física.

A nivel muscular, la práctica del spinning nos permite fortalecer y tonificar nuestro tren inferior. Las sesiones, generalmente de 45 minutos de duración, se centran en el trabajo de piernas y glúteos, consiguiendo unos músculos más fuertes y eficientes. Las sesiones de spinning combinan entrenamiento aeróbico y anaeróbico gracias a los cambios de ritmo, lo cual es beneficioso para nuestro corazón. El músculo más importante de nuestro cuerpo necesita ser entrenado: con el spinning lo fortalecemos y conseguimos un bombeo más eficaz.

El spinning es un muy buen remedio anti-stress: aparte de la producción de endorfinas que conseguimos a través del ejercicio, favorece la concentración. Te hace centrarte en los bpm de la música para acompasar la pedalada y olvidarte de todo lo que hay fuera.

Música para hacer Spinning