15 secretos sobre entrenar que tenes que saber

Categoría: Fitness

El entrenamiento no es sólo cuestión de movimientos. Conductas saludables, alimentación, chequeos médicos y seguimiento profesional de especialistas forman parte de la actividad deportiva. Para poder llevar a cabo ejercicios de forma disfrutable y sin riesgos, hay ciertos patrones que todo aficionado debe seguir.

Vestimenta adecuada

Un entrenamiento no es un desfile de modas. Es importante aceptar esta cuestión a la hora de ejercitarse. Lo necesario no es estar a la moda, sentirse sexy o mostrar las curvas, sino estar cómodo y ser coherente con la temperatura ambiente. Las prendas dependen de la época del año que se transite pero calzas, joggings y gorro con visera en el caso de un día soleado son los infalibles de todo deportista.

Hidratación

Antes, durante y después del entrenamiento es vital someterse a una hidratación adecuada. El líquido que el cuerpo elimina debe recuperarse para evitar la deshidratación. Agua y bebidas isotónicas son las más recomendadas por los especialistas. Síntomas como mareos, aumento de la frecuencia cardíaca y sed son algunas de las señales que da el cuerpo si la ingesta de bebidas no fue suficiente.

Alimentación acorde

Entrenar es una actividad cada vez más común en la mayoría de las personas. Cuestiones de estética, de salud y de entretenimiento hacen que esto se generalice. Sin embargo, uno de los pasos a tener en cuenta y no siempre respetado por los deportistas aficionados es llevar una alimentación adecuada. Una dieta equilibrada, mucho mejor si es realizada por un nutricionista, es imprescindible para aquellos que hacen de la actividad física una rutina.

Calzado cómodo

La tecnología llegó también al calzado y elegir unas buenas zapatillas de entrenamiento es cada vez más sencillo, aunque las opciones sean muchas. Cada deporte tiene su propia prenda, confeccionada especialmente para las exigencias de esa disciplina. La comodidad y, en consecuencia, la ausencia de dolor, es vital a la hora de la actividad física. De esto depende no sólo el cuidado de los pies, sino también de la columna vertebral.

Organizar horarios

Tener un cronograma que respetar cada día hace que las actividades puedan cumplirse más fácilmente. Si bien depende de los horarios de cada persona y de las restricciones que cuestiones como trabajo y familia imponen, especialistas advierten que la mañana es el momento ideal para entrenar. Los mismos se basan en que el cuerpo está descansado luego de varias horas de sueño y así se predispone mejor al movimiento. Otra de las teorías es que por una cuestión metabólica, a esa hora se queman más calorías.

Someterse a rutina hecha por profesionales

Un gran porcentaje de las personas que realizanactividades físicas a diario no son guiadas por profesionales, lo cual es un error grave para la salud. No todos pueden someterse a los mismosejercicios: los antecedentes médicos, el peso, la altura, la resistencia y otros factores hacen que cada rutina sea única. Un trabajo en equipo entre profesores de educación física y especialistas de la salud resulta ideal para esto.

Atarse el pelo

Aunque parezca una cuestión menos pura y exclusivamente estética, no lo es. Llevar el cabello suelto durante el entrenamiento puede ser, además de incómodo, una causa de mayor sudoración. Tener el pelo atado facilita al deportista cada ejercicio y evita accidentes muy comunes que pueden terminar en sucesos graves, como engancharse el cabello en los aparatos.

Calentar antes de entrenar

El calentamiento es una parte esencial del entrenamiento. Además de ayudar a evitar lesiones, puede derivar en un mayor rendimiento del deportista. Los músculos y articulaciones deben ser preparados antes de la actividad física central, ya que es así como el cuerpo se siente listo para el esfuerzo posterior.

Intentar no exponerse al sol

Quemaduras e insolación son algunas de las consecuencias que pueden derivar de entrenar bajo los rayos solares. La hora más peligrosa por este motivo es de 11 a 16, por lo cual es recomendable evitarla. Además, es conveniente llevar una gorra para protegerse. Durante los días de altas temperaturas y en lugares abiertos, también es aconsejable ponerse protector solar del factor más alto posible.

Intentar entrenar con alguien más

A la hora de entrenar, comprometerse con un amigo, compañero de trabajo y hasta con la pareja es una presión positiva. Muchas veces, las obligaciones diarias hacen que la primera actividad en postergarse sea la deportiva. Sin embargo, haber planeado salir a hacer deportes con alguien hace que la suspensión sea más difícil y empuja a los aficionados a no postergar esta rutina.

Medir tiempo de entrenamiento

Minutos de menos o minutos de más influyen en las rutinas de todos los deportistas. El tiempo es uno de los elementos más importantes a la hora de entrenar, al igual que la intensidad de las rutinas. Aunque a veces el cuerpo sienta que ya se ejercitó lo suficiente, puede que esto sea producto del cansancio y aún reste tiempo por delante. También puede suceder lo contrario y una persona puede sobrepasarse de gimnasia. Para evitarlo, dispositivos como cronómetros, relojes e incluso un simple celular marcando la hora suelen ser de gran ayuda.

Utilizar dispositivos de música

No pensar únicamente en la rutina deportiva que se está realizando es una buena manera de que ésta parezca más rápida; sobre todo para las personas a las que ejercitarse les cuesta más. Para ello, utilizar dispositivos como radios portátiles, mp3 o cualquiera que ayude a la distracción es una buena opción. Por otra parte, impide la conversación con quienes estén alrededor, lo cual genera un desgaste innecesario.

Realizar chequeos médicos

Para someterse a una rutina deportiva periódica, es necesario hacer un seguimiento médico que avale tal conducta. Estudios como electrocardiogramas, análisis de sangre y demás, depende de los antecedentes de cada persona, pueden evitar riesgos innecesarios para el deportista. Para que el entrenamiento sea realmente serio, especialistas de la salud deben autorizarlo cada cierta cantidad de meses.

Elegir por gusto y no por obligación

Tomar la decisión de entrenar debe ser una elección, más que una obligación. Por eso, es importante que cada persona opte por cierto tipo de rutina o deporte de acuerdo a sus gustos personales. El abanico de posibilidades es tan amplio que hasta los más escépticos deportistas aficionados pueden hallar una actividad que los convenza.

Tomar precauciones

Existen deportes para los cuales es necesario tomar ciertas precauciones. Elementos como casco, rodilleras y coderas, por ejemplo, son de vital importancia para patinadores o ciclistas, entre otros. Llevar una botella con agua, el menor peso posible si es que se carga con una mochila, elegir lugares adecuados y evitar zonas de excesivo tránsito automotor, además, pueden mencionarse entre las conductas más aconsejables.

Importante
La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.
En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.
La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.