Claves para una vida Fitness

Categoría: Fitness

Mantener un estilo de vida basado en el fitness y el deporte es importante no sólo para lucir un cuerpo trabajado sino también para asegurar un estilo de vida saludable. La reducción del estrés, el control del peso corporal, la prevención de problemas de salud y el buen funcionamiento de las articulaciones, dependen directamente de la actividad física que se lleve a cabo.

El cuerpo humano está diseñado para el movimiento, por lo que la inactividad repercute en su funcionamiento. Es por eso que evitar el sedentarismo disminuye el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y asegura una mejor calidad de vida.

La mejor manera de realizar un entrenamiento exitoso es adecuándolo a cada deportista y personalizando las rutinas para no fatigar el cuerpo ni ejercitarlo demasiado poco. Además es fundamental acompañarlo de una correcta alimentación e hidratación.

¿Cuáles son las claves principales para que nuestro entrenamiento fitness tenga éxito?

1. Entrenar el cuerpo

Lo más importante a la hora de ejercitarse es ser constante y prestar atención a las señales del cuerpo. El ejercicio mínimo recomendado por semana es de 3 horas y con un mínimo de 30 minutos por sesión. A medida que el cuerpo va ganando resistencia lo ideal es alcanzar rutinas de 40 minutos diarias, al menos 5 veces en la semana.

Otra clave para el entrenamiento fitness es ejercitar todo el cuerpo y no priorizar sólo algunas partes. Se recomienda que el 90-95% del ejercicio sea aeróbico ligero y medio, y el otro 10-5% sea dedicado a ejercicios de alta intensidad. Además es importante prestar atención al fortalecimiento de los abdominales durante todas las rutinas. Es fundamental calentar y estirar adecuadamente antes y después de cada sesión para procurar la flexibilidad articular.

Los ejercicios de peso también son esenciales para un entrenamiento completo y exitoso. Esto se debe a que, además de generar mayor masa muscular y tonificar, los entrenamientos con pesopermiten mejorar la densidad ósea y reducir el riesgo de fracturas. Es por esto que indudablemente las mancuernas y las pesas deben formar parte de las rutinas.

2. Nutrir e hidratar el cuerpo

Tanto aquellas personas que realicen un deporte con un fin recreativo, como aquellas que lo hacen de manera intensa y competitiva, deben mantener una nutrición equilibrada para que no aparezcan signos de fatiga y el organismo pueda funcionar correctamente.

Las dietas correspondientes a planes de entrenamiento suelen evitar las grasas saturadas y los carbohidratos. Lo cierto es que, la mejor manera de alimentarse al practicar deporte, es a partir de una dieta lo más variada y equilibrada posible.

Se recomienda comer entre 30 y 60 minutos previos al entrenamiento. Esto permite evitar la fatiga, dotar al organismo de la energía suficiente y evitar calambres. Así como también, se aconseja ingerir alimentos en los 40 minutos posteriores al ejercicio. De esta manera se asimilarán mejor los nutrientes.

Por otro lado es fundamental no olvidar hidratar el cuerpo, ya sea antes, durante o después de entrenar. A partir de una correcta hidratación se repondrá el líquido perdido, se eliminarán las toxinas de desecho y se repondrán las reservas de glucógeno muscular.

3. Descansar el cuerpo

Descansar el cuerpo es tan importante como entrenarlo y nutrirlo, ya que de su correcta recuperación dependerá la resistencia y el buen funcionamiento posterior. Cuanto más intenso sea el entrenamiento, más tiempo necesitará el cuerpo para regenerarse y reestablecer su estado original.

En el tiempo de reposo es importante no realizar algún entrenamiento adicional, ya que éste prolongaría el tiempo de recuperación de los tejidos o afectaría la respuesta del cuerpo, complicando su funcionamiento.

Tanto la intensidad y el progreso del entrenamiento como la cantidad y los períodos de descanso, varían de acuerdo al rendimiento y experiencia de cada deportista. Una buena manera de controlar que el organismo esté respondiendo de manera beneficiosa al ejercicio es calculando el ritmo cardíaco. Es posible realizarlo tomando el pulso al colocar dos dedos a un lado del cuello, entre la barbilla y la oreja y contando los latidos durante 10 segundos. Al multiplicar ese número por 6, se obtienen las pulsaciones por minuto.

Llevar una vida fitness adecuada y beneficiosa para el organismo no depende solamente de ejercitarlo de manera constante o intensa. Un entrenamiento exitoso debe estar acompañado de la nutrición e hidratación equilibradas para evitar calambres y reponer el líquido y los nutrientes quemados durante las rutinas. Además es fundamental dedicar el tiempo necesario para que el cuerpo se recupere y se reponga, asegurando así el trabajo adecuado del tejido muscular.

Para mantener un entrenamiento sustentable y provechoso es necesario traspasar el ámbito del gym y combinar el ejercicio con un programa de alimentación y de descanso que aseguren una rutina fitness saludable y productiva.

Fuente
https://blog.hsnstore.com/claves-para-una-vida-fitness/

Importante
La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.
En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.
La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.