El yoga también cuida el corazón

Categoría: Salud y bienestar

No solo nuestra mente se beneficia con el yoga, sino que nuestro cuerpo también. De hecho, un nuevo estudio demuestra que practicar esta actividad reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Hace un par de meses, hablamos de cómo el yoga actuaba como una medicina natural contra los síntomas de la ansiedad o el mal humor. Y es que esta actividad ofrece más beneficios de los que puede parecer a simple vista. Remontándonos a su significado etimológico, Yoga significa unión. En este caso, la unión de cuerpo y mente y el bienestar de ambos. Por eso no resulta sorprendente que, además de relajar y mejorar la flexibilidad corporal, también prevenga enfermedades cardiovasculares.

Así lo explica un trabajo publicado en el European Journal of Preventive Cardiology, en el cual los científicos recogieron un total de 37 estudios que analizaban los efectos que produce el yoga en la salud. También utilizaron los resultados para comparar esta práctica con el resto de ejercicios aeróbicos. Y además de descubrir que el yoga reduce el riesgo de sufrir enfermedades del corazón, llegaron a la conclusión de que tampoco había diferencias, en este sentido, con otras actividades como montar en bicicleta o salir a correr. Es decir, que respecto a los problemas cardiovasculares, todas estas opciones son igual de aconsejables.

Por otro lado, estas no son las únicas ventajas que encontraron al ahondar en los resultados de los distintos ensayos, sino que también concluyeron que mediante esta actividad de filosofía hindú pueden verse positivamente afectados tanto el índice de masa corporal (bajando 0,77 kg/m2) como el colesterol, reduciendo el malo y aumentando el bueno en 3,20 mg/d. Otros estudios científicos la recomiendan incluso como remedio a los dolores de espalda crónicos tras haber analizado las consecuencias de 12 semanas de este ejercicio en personas que sufrían molestias continuas en esa zona. Cuando finalizó el experimento, los pacientes reconocieron que su movilidad había mejorado considerablemente. Pero eso no es todo, sino que las evidencias científicas de que el Yoga es un abanico de virtudes en lo que a salud se refiere llegan también hasta el Instituto de Ciencias Médicas de la India, donde se realizó un trabajo sobre su relación con la mejoría de problemas de asma en jóvenes.

Y por si no conoces mucho sobre esta práctica, te cuento: el yoga es una actividad que se basa en realizar una serie de posturas que buscan distintos fines (estirar, relajar, buscar el equilibrio…) y que para llevarlas a cabo es necesario mantener una fuerte concentración. Tanto en el movimiento como en la quietud. Eso sí, poniendo especial atención a la respiración, escuchando tu cuerpo y liberando la mente del estrés que acompaña a la rutina.

“El yoga no nos aleja de la realidad o de las responsabilidades de la vida diaria, sino que pone nuestros pies firmes y resolutivamente en el terreno práctico de la experiencia. No trascendemos nuestras vidas; volvemos a las vidas que hemos dejado atrás con la esperanza de algo mejor” -Donna Farhi.

Fuente - http://yuufit.es/el-yoga-tambien-cuida-el-corazon/
Importante
La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.
En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.
La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.