La dieta DETOX

Categoría: Alimentación

La Dieta “Detox” como su nombre lo indica sirve para “desintoxicarnos”. Por medio del consumo de jugos de vegetales y frutas frescas, ricos en antioxidantes, vitaminas y minerales, podemos favorecer los procesos de desintoxicación que lleva a cabo nuestro cuerpo a diario.

La base de esta dieta son los jugos “purificadores” a base de frutas y vegetales crudos.

En esta nota queremos ofrecerte un panorama más amplio sobre esta dieta que se puso tan de moda en los últimos tiempos.

""


ALGUNOS CONSEJOS PARA EL ÉXITO

"" 1. Elegí un tipo de Dieta Detox que se adecúe a tu ritmo de vida: No hay una cura de desintoxicación estándar. Para algunos, ese concepto quiere decir beber exclusivamente zumos recién exprimidos y para otros puede ser solo cortar durante unos días el alcohol, la cafeína, los alimentos refinados o procesados y la proteína animal.

2. No elijas este tipo de dietas para parecer “cool”: Incluso las personas que están acostumbradas a someterse a dietas restrictivas pueden tener verdaderos ataques de hambre cuando llevan varios días alimentándose solo de zumos.

3. Interrumpe tu entrenamiento durante los días que realices esta dieta: intentar mantener el mismo nivel de rendimiento cuando nos estamos sometiendo a una dieta limitada y restrictiva puede traer efectos adversos en nuestro bienestar general. Mantener al mismo tiempo una Dieta Detox restrictiva y una rutina de entrenamiento puede llevarnos al agotamiento. En algunos casos puede perderse masa muscular, lo cual puede ocasionar lesiones y reducir el ritmo del metabolismo, como medida de protección del organismo para poder mantener las funciones vitales. Esto es exactamente lo opuesto de lo que se quiere conseguir con este tipo de dietas.

4. No realices este tipo de dietas por tiempos prolongados sin supervisión médica: está dieta puede funcionar muy bien en algunas personas, pero puede no ser adecuada para tus necesidades fisiológicas e incluso psicológicas. Por esto, es importante no continuar con la misma si a lo largo de los días comienzas a sentirte molesto o irritable, aún si te sientes con energía suficiente. En todo caso, busca la supervisión de un profesional que pueda evaluar mejor tu estado de salud y confeccionar una dieta a tu medida. Recuerda que para el correcto funcionamiento de nuestros sistemas es necesario incorporar alimentos de todos los grupos y, es por ello, que no debemos prolongar por más de una semana este tipo de dietas carentes de muchos de ellos.

5. Usa la desintoxicación como inicio de una forma de vida más saludable: una de las grandes ventajas de poner en marcha una Dieta Detox es la habilidad de comenzar una transición a un modo de vida más saludable. Luego de cinco días de llevar adelante este tipo de dieta, podemos conseguir liberarnos de la adicción a la comida salada, las grasas y los azúcares. Ese cambio de hábitos te hará sentir mejor, perder peso rápidamente y es el momento ideal para adoptar una dieta balanceada con menos sal, azúcar y grasas saturadas.

6. Incorpora de a poco a tus hábitos: tomar una taza de agua caliente con limón en la mañana, mucha agua fresca a lo largo del día, consumir jugos verdes, probar nuevas recetas con ingredientes naturales o hacer un detox cada cierto tiempo para continuar con este nuevo estilo de vida.


VENTAJAS

1. TE AYUDA A ROMPER CON LA DEPENDENCIA AL AZUCAR Y LA COMIDA PROCESADA: al sentirte bien consumiendo jugos de puras verduras y frutas, llenos de nutrientes, de a poco te iras liberando de la adicción a alimentos ricos en grasas, azúcares y sal, que son los principales causantes de la obesidad y de distintas enfermedades relacionadas como la diabetes, hipertensión y colesterol alto.

2. REDUCE EL APETITO: el hecho de disminuir al máximo el consumo de hidratos de carbono y azúcares, colabora con el mantenimiento de los niveles de insulina. Lo que ocurre cuando ingerimos hidratos de carbono simples (azúcares) es que estos pasan directamente a la sangre sin digestión previa, produciendo un pico glucémico casi inmediato al cual responde el páncreas produciendo insulina y bajando los niveles de glucosa. De esta forma, la señal que recibe el cerebro es de necesidad de seguir comiendo.

3. LE DA UN BREAK AL HÍGADO, LOS INTESTINOS Y EL ESTÓMAGO: El hígado es el órgano que se encarga del proceso de desintoxicación. Cada molécula de los alimentos que se absorben por medio de la pared intestinal, pasan al hígado para la desintoxicación y preparación para llegar al resto del cuerpo. El problema es que consumimos mucha comida tóxica como los alimentos con grasa saturada, pesticidas, carbohidratos refinados y conservadores que es muy difícil para nuestro hígado procesar todo y por eso muchas veces estos elementos dañinos pasan directamente a nuestro cuerpo. Un detox le ayuda a tu cuerpo a asimilar los nutrientes de manera más rápida y a gastar menos energía durante el proceso; le da un break a tu hígado para recuperarse.

4. TE DA ENERGÍA NATURAL, NUTRIENTES ESENCIALES Y TE AYUDA A TERMINAR CON LA DEPENDENCIA AL CAFÉ: Cuando haces un detox obtienes energía natural y dejas de consumir cafeína .Luego de 4 días podes romper con la dependencia al café. Los jugos de un plan de Detox están hechos de alimentos crudos (frutas, verduras y nuez) y contienen nutrientes, vitaminas y enzimas digestivas y antiinflamatorias que se pierden cuando los cocinamos.

"" 5. TE AYUDA A PERDER PESO: El objetivo principal de un detox no es bajar de peso pero es un efecto que tiene en la mayoría de los casos. Parte del peso que se pierde es agua pero otra parte es grasa. Un detox es ideal para empezar con una dieta saludable y una nueva rutina. Además te ayuda a controlar tu apetito y los antojos.

Sin embargo, vivir una semana a base de jugos no es algo que sencillo para todas las personas y tiene sus riesgos. Estas limpiezas radicales funcionan muy bien en algunos organismos y muy mal en otros. Los beneficios se conseguirán en la medida en que puedas mantener la rutina durante varios días, y esto solo lo podrás hacer si a mediano plazo consigues estar cómodo en el modo detox.

Una manera menos radical de realizar esta dieta, pero puede funcionar en muchos casos, es realizándola uno o dos días a la semana, continuando con una alimentación más completa y ejercicio el resto de los días.

Importante
La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.
En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.
La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.