Nutrición y dietas: Conceptos básicos para elegir mejor

Categoría: Alimentación

Hoy en día existen múltiples teorías de qué alimentos y bebidas debemos ingerir para adelgazar, sentirnos mejor, evitar enfermedades o prevenir algunos síntomas.

Soy una convencida de que para todos los aspectos de la vida, la única forma de poder elegir libremente, es a través de la información, por eso en esta nota la intención es que puedas tomar en cuenta algunas ideas más globales de lo que es la nutrición y por qué es importante incorporar alimentos de todo tipo a la hora de elegir un plan de alimentación saludable.

Nutrientes esenciales

Son los que debemos incorporar a través de nuestra alimentación, dado que nuestro organismo no es capaz de fabricarlos, pero son necesarios para su funcionamiento normal.

""

Tal vez muchas veces escuchaste hablar de ellos, sin embargo, sus funciones no son tan conocidas, dato no menor para entender por qué debemos ingerirlos.

El agua:

"" Muchas pirámides y tablas se olvidan del agua, sin embargo, es el principal nutriente que debemos ingerir a diario. La mayoría de las funciones vitales se llevan a cabo en medio acuoso, por lo tanto es bastante intuitivo que debemos hidratarnos correctamente para mantenerlas.

Se puede tomar a través de jugos, infusiones, caldos, bebidas comerciales, etc, sin embargo, yo recomiendo tomar al menos 1 litro de agua pura por día y el resto completarlo con otros líquidos. Incorporar por lo menos 1 o 2 vasos de agua pura y fresca al levantarse ayuda a prevenir algunas enfermedades como migrañas, alta presión y reduce el colesterol.

Proteínas:

Son como los ladrillos de nuestro cuerpo, ya que a través de éstas se construyen los diferentes tejidos que forman nuestros órganos y músculos. También producen hormonas y otras sustancias químicas activas (enzimas entre otras) que desempeñan diferentes roles en nuestros sistemas.

Alimentos ricos en proteínas: carne, pollo, pescado, huevos, lácteos

Hidratos de carbono:

Son como el combustible de nuestro organismo. Nos proveen de la mejor fuente de energía para desempeñar nuestras funciones vitales, dado que se degradan rápidamente. Se dividen en simples y complejos, siendo los primeros azúcares y los segundos sustancias me mayor “tamaño” como almidones.

Alimentos ricos en hidratos de carbono : pastas en general, arroz, pan, galletas, papa

Grasas : proporcionan una reserva energética y también forman una capa de tejido debajo de nuestra piel, cumpliendo una función fundamental para mantener la temperatura corporal. También son precursores de algunas hormonas, como las sexuales.

Alimentos ricos en grasas: aceites, manteca, mayonesa, crema, nueces, almendras

Fibra : combate el estreñimiento y enfermedades intestinales. Favorece la absorción de otros nutrientes.

Alimentos ricos en fibra : cereales integrales, harinas integrales, panes y alimentos con salvado, vegetales de hoja verde, etc

Vitaminas: ayudan a los procesos químicos del cuerpo y ayudan a convertir las grasas en energía

Minerales : ayudan a construir huesos y controlan el equilibrio líquido y las secreciones glandulares.

Alimentos ricos en vitaminas y minerales : vegetales, frutas, pescado, lácteos, carne roja


Ya podés elegir

"" Habiendo entendido las principales funciones de los nutrientes, entenderás mejor por qué debemos incorporar a todos en nuestras dietas y no elegir uno de esos “mágicos” planes de alimentación que dejan afuera a alguno de los grupos, solo para perder kilos rápidamente.

Por otra parte, cuando se suprime por mucho tiempo el consumo de algún nutriente, las enzimas que se ocupan de degradarlo van perdiendo actividad y cuando decidamos incorporar de nuevo este nutriente a la dieta no podremos digerirlo con facilidad, lo que nos llevara a un mayor aumento de peso y a sentir malestares gástricos. Esta es una de las mayores deficiencias de la dieta proteica. Otra carencia de este tipo de dietas es que no se consumen suficientes vegetales y frutas, que como ya dijimos son las principales fuentes de vitaminas y minerales.

Por lo tanto, no seas tan extremista, no suprimas de tu dieta ningún nutriente esencial. Si deseas perder peso de una manera saludable, podes moderar el consumo de hidratos de carbono, sin dejarlos por completo, la energía que llega a tu cerebro proviene principalmente de su degradación.

Evitar el consumo de azúcares y grasas saturadas que tu cuerpo no necesita, también funcionará a la hora de querer adelgazar, pero no dejes de consumir alimentos con ácidos grasos esenciales (aceite crudo, nueces, almendras), ya que otras funciones de tu cuerpo se verán afectadas a la larga, como la producción de hormonas sexuales.

Importante
La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.
En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.
La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.