Aikido

Las técnicas de Aikido no combinan fuerza contra fuerza, motivo por el cual no es necesario ser particularmente fuerte para comenzar a practicarlo.Dichas técnicas son de naturaleza defensiva, y no se requiere de una personalidad agresiva. La práctica también incluye el aprendizaje de caídas, las cuales constituyen una forma de defensa en sí mismas.