ESFERODINAMIA

Desde principio de siglo los balones de grandes dimensiones han sido utilizados como complemento en distintos tipos de tratamientos terapéuticos. Sin embargo, en la actualidad su uso se ha popularizado mas allá de este ámbito, por ejemplo en esferodinamia. Ademas de su empleo por parte de kinesiologos, psicomotricistas y terapistas, se los ha incorporado en el entrenamiento deportivo y en clases de gimnasia, Yoga y Pilates como una forma de optimizar el trabajo corporal.

Estas esferas se han identificado con diversos nombres. Se la conoce también como pelota suiza, pelota gimnástica, esferas kinésicas, balones medicinales, fisiobalones, phisioballs, pelotas bobath. Genéricamente se las denomina “pelotas de estabilidad” porque su característica principal es la de poseer una superficie de trabajo poco estable y, por lo tanto, transforman la capacidad de equilibrio y el control motor de quienes las utilizan.

En la esferodinamia, los balones son útiles para aumentar el registro de zonas articulares y musculares especialmente comprimidas o tensas. Una vez logrado este objetivo, es mucho mas factible reordenar la postura, ajustar el tono muscular y entrenar saludablemente el cuerpo.